Olga Skomorokhova
(Oilikki)

Ilustradores, Artistas

A pesar del nombre nórdico, Olga Oilikki se asocia con que nació y creció en Rusia. Olga se especializa en ilustraciones para revistas y libros y otros encargos y proyectos personales. Cuando era niña, Olga encontraba un inmenso placer en la pintVer másura y el dibujo. Esta actividad pronto se transformó en un interés por el diseño gráfico mientras que la ilustración tan solo era un hobby apasionado. Hace solo unos pocos años se convirtió en ilustradora freelancer a tiempo completo con sede en Tallinn. Olga se inspira en los viajes y la gente que la rodea, así que se puede ver un montón de temas botánicos, arquitectónicos y animalísticos en su arte. Experimenta con muchas técnicas distintas y utiliza diversos materiales para lograr el efecto deseado.

Arte abstracto: intrincado, enigmático, lleno de detalles y humor; Diseño de la superficie: ilustraciones completamente detalladas con motivos de fantasía, animalísticos, florales y folclóricos; Ilustraciones infantiles: el estilo de las ilustraciones habitualmente depende de la edad, algunas pueden ser complejas y otras más o menos realistas, mientras que otras pueden ser ingenuas, todas son coloristas, y los personajes son con frecuencia luminosos, coloridos y amables.

Obra

Olga Oilikki

Estoy fascinada y tremendamente inspirada por la naturaleza y todo lo que nos rodea. Me gusta cómo cambian las estaciones. En Estonia, donde vivo ahora, la periodicidad estacional es tan obvia: se puede definir el verano como verde, exuberante y brillante, el otoño como dorado, colorido, melancólico, mientras que el invierno es simplemente cuando reina la blanca nieve. Mi favorita, sin embargo, es la primavera, la que tiene su propio encanto y que los gana a todos. Empieza habitualmente entre mayo y abril e inmediatamente te engancha el despertar y el aroma de las flores, los brotes tiernos, los pájaros madrugadores y los insectos. ¿Cómo no nos va a afectar y a inspirar esta belleza?

He intentado seguir el patrón de mis emociones e impresiones de una espléndida primavera. Por fortuna, los colores y formas reflejan la idea de un resurgir después del invierno. Los colores rosa brillante son como un chapuzón de energía, entusiasmo y actividad nuevos. La composición dinámica añade a la idea de un «mi nuevo yo». Yo esperaba que uno que mirase la obra de arte pudiera sentir exactamente lo mismo. Quizá alguien pudiera ver una pradera con pimpinelas y claveles, o el reflejo de una puesta de sol en el lago con lirios... La imaginación es tan peculiar como las mismas vibraciones de la primavera.